martes, 31 de diciembre de 2013

Feliz feliz 2013

Todo el mundo quiere que se acabe el 2013. Que el 2014 sea mejor. Yo no quiero ni que termine ni que no acabe, porque si algo he aprendido este año es que hay que exprimir este instante como si nunca volviera a repetirse, porque efectivamente, no volverá a hacerlo. Y a fluir. Así que ahora que me paro a pensar, me doy cuenta de que seguramente este año 2013 ha sido el mejor de mi vida. Por ahora.

Este año he disfrutado estudiando como nunca antes en mi vida. He conocido a personas increíbles y a periodistas alucinantes, los mejores del país (y de El País). He vivido en la mejor ciudad en la que nunca se pueda vivir, he trabajado en la mejor revista del mundo y en el mejor periódico del planeta. He dormido muy poco, he dejado de fumar, me he hecho un agujero en la oreja, he viajado a la India y a Nepal, he vuelto a recorrer una parte de Europa, he cambiado varias veces de color de pelo, he visto jugar al Barcelona, he estado en una cumbre europea con los líderes de los veintiocho países europeos, he pisado Madrid y Sevilla en agosto, he dormido frente a las torres Kio, he bebido más cerveza que otros años, y he disfrutado de los niños de mi familia como nunca.

Pero si este año ha sido el mejor de mi vida es porque lo mejor de este año has sido tú. Lo mejor de 2013, lo que hace a 2013 un año incomparable a ningún otro, ha sido conocer a la mujer de mi vida. La mujer por la que merece la pena todo, absolutamente todo. La persona que me ha roto el corazón para abrirlo más y descubrirme que se puede ser más libre, más feliz todavía. Que se puede sonreír más, ensanchar más el alma. Que en esta no existen los límites y cada minuto es único.

Si sé algo de 2014 es que este año me verá cruzar el charco para reencontrarme contigo, y que entonces, la tierra temblará.

Que no os equivoquéis y 2014 sea mejor que 2013. Nos estallará el corazón.

1 comentario:

verónica furlan dijo...

Ole! Como contagias esas ganas de vivir, bonita! Y yo aquí en la otra punta del charco, aunque más a la altura de España que otras veces, soñando con el día que pueda volver a comerme unas bravas contigo en La Paciencia.

Ni hablar del libro que me regalaron - y que espero pronto llegue a tus manos - de Bolaños, el autor q tenía su muestra en el Forum cuando fuimos con Manuel, que me trajo de vuelta a los paisajes de la Costa Brava y a nuestra chica! Con sus ramblas, paisajes y enormes personajes.

Qué decir del 2013, que ha sido un cuento y que fue muy lindo escribirlo contigo. Esto no va a quedar así porque sería una injusticia. Cuánto te quiero amiga!

FELIZ 2014!

Buscar este blog